Los juegos del hambre

Los juegos del hambre

A veces la realidad supera la ficción. Y este es el caso de Los juegos del hambre. Una saga distópica que ya la conozcas por sus libros o por las películas, te cautiva. Porque aunque es un mundo inventado, los problemas y situaciones recuerdan tanto a nuestra realidad que es imposible no identificarte con sus personajes. Así que por la importancia que tiene en el presente del cine, no podía faltar su análisis en AdcineTV.

Los juegos del hambre. Una historia de muchos tipos de amor

Siempre pensamos que las revoluciones nacen de una planificación. De personas entregadas a una causa. Pero lo cierto es que como nos cuenta esta saga: muchas veces las personas implicadas no lo buscan. Un ejemplo de este perfil son los dos protagonistas principales de la historia: Katniss Everdeen y Peeta Mellark. Ambos son los tributos del districto 12 de la macabra iniciativa que realiza el sector más rico (el Capitolio): los juegos del hambre. Un espectáculo televisivo de entretenimiento donde solo puede quedar un superviviente.

Mientras Peeta es escogido por el sistema tradicional (por una mano inocente sacando su nombre de una urna), con Katniss nos encontramos el primer tipo de amor. No es el típico de pareja y que todos esperamos, si no el familiar. Realmente la escogida es su hermana pequeña Prim, pero Katniss decide ofrecerse voluntaria. Sin duda la relación que vemos de Katniss y Prim es lo que más me gusta de esta obra. Tienen una complicidad y son una piña que recuerdan en una sociedad tan desapegada de la familia los valores perdidos.

También podemos ver compañerismo, instinto de supervivencia, manipulación y vale, sí: amor de pareja. No obstante no vemos un enamoramiento clásico, ya que Katniss tendrá un triángulo amoroso con Peeta y Gale Hawthorne. Otro tipo de cariño / amor que veremos desarrollar y que en los tres libros (o cuatro películas) veremos su evolución. A parte de ser uno de los puntos de intriga.

Katniss Everdeen y su hermana Prim

Sin final feliz ni exitazo en la taquilla

Los juegos del hambre como he mencionado al principio, fue todo un fenómeno. Muestra tanta verdad y despierta un sentimiento de esperanza que hay países que ha sido prohibido. Encontrar un libro o que se reproduzcan sus películas puede tener grandes consecuencias en esos lugares.

Así que tanto su primera entrega como su segunda (En llamas) fue una triunfadora en la recaudación de la taquilla. Y por ello su productora, Lions Gate Entertainment no quiso matar su gallina de los huevos de oro. Así que su solución fue copiar la estrategia de Harry Potter: el último libro partirlo en dos películas. Y si con el niño mago funcionó, con Sinsajo no fue el caso.

La primera parte del tercer libro fue fantástica. Pero al dejar pasar un año el hype de los aficionados bajó y se vio perjudicada en la taquilla. Demostrando que no todas las obras sirven para realizar esta táctica. Fue tal el golpe que proyectos más modestos como es la otra saga distópica del momento, Divergente, anuló la creación de su cuarta película y ha dejado la historia en la gran pantalla en trilogía.

En trama también deja mucho que desear su final. Nos tienen en tensión durante tanto tiempo y con ese sentimiento de esperanza descrito, que cuando llegan los últimos veinte minutos y su resolución, es como si cayera un jarro de agua fría encima. No se si es solo un sentimiento mío, pero me dio mucha pena. Entendí las moralejas que se quieren transmitir, que son nuevamente aplicables a la situación del mundo real. Pero no por eso las comparto y lo dicho: me dio mucha pena ver esa resolución.

Conclusión

A pesar de ello, al analizar el conjunto debo decir que es una obra que me ha gustado mucho y creo que ha sido adaptada correctamente a la gran pantalla. Ofrece todo lo que se espera en aventuras juveniles: acción, mensaje, emociones y amor. No quiero dejar este artículo sin comentar que el elenco es fantástico y que la música es de lo mejor. Transmite muchísimo y se incorpora a tu banda sonora de vida sin darte cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.